martes, 1 de marzo de 2016

Cómo evitar a los chismosos en el trabajo... y en cualquier parte

Todos tenemos la debilidad humana de chismear, pero hay quienes se dedican a ello como una carrera profesional, con una pasión ,dedicación y entrega sorprendentes. No es cierto eso de que "cada cual tiene un amigo chismoso, si tu no tienes el chismoso eres tu".

Es TAN chismoso el que ESPARCE el cuento malicioso como QUIEN LO ESCUCHA.
Entonces, ¿cómo evitar a los campeones del chisme?

HÁGASE EL PUERCO ESPÍN

De más está decir que para evitar a los chismosos USTED no debe serlo. Si es chismoso, debería darle vergüenza.

Hay dos maneras:

1) DE FRENTE, PRIMERO APLICANDO POMADA:

Dependiendo del nivel de confianza, tras echarle el cuento malicioso, puedes decirle...

"Oiga Fulano, yo lo tengo a usted como a una persona sensata, ¿por qué me dice eso de Mengano? ¿No puede usted ir y hablar con él si tanto le importa su vida?"

"Eres tan inteligente como ocuparte de hablar de eso, ¿no te da vergüenza?"

"Veo que ella es importante para ti, pues si tienes una queja de ella, vaya y dígale a ELLA, no a MI, porque yo no puedo hacer nada"

"Qué bueno tener un compañero preocupado como tú, pero con todo respeto, eso no es asunto mío, para la próxima por favor dime algo que me competa"

Es verdad, a usted lo verán como a un puerco espín, pero no se contaminará con la reputación de chismoso. Ser íntegro es muy duro en un mundo amante del drama, la simulación, el teatro y las máscaras. Dosifique su sinceridad de acuerdo a su audiencia, pero no se deje llevar a los terrenos del chisme.

2) SIENDO REPELENTE INTELECTUAL o ESPIRITUALMENTE:

Una forma efectiva de ahuyentar muy diplomáticamente a los chismosos, es hablarles de algo que los INTIMIDE. Esto es más efectivo en el chismoso tipo VACÍO y tipo MINÚSCULO. ¿Por qué?

Porque suelen ser personas con pereza intelectual.

Cuando el chismoso empiece el cuento, agarre cualquier palabra y empátela con información científica, de medicina, de literatura, de geografía o del campo de conocimiento de su profesión. También puede empezar a hablar de Dios, de la Biblia, del hambre del mundo, del sufrimiento del hombre, de los experimentos sociales, del cambio climático, de cómo la vida pasa tan rápido. Verá cómo dejan de hablarle. A los chismosos les entretiene destruir; construir les da pereza. Pensar en asuntos más nobles les da dolores de cabeza. Aproveche eso.

De seguro ahuyentará a los chismosos. Se beneficiará de mantenerlos alejados. No le enredarán en sus malentendidos y problemas de comunicación (a veces son muy dramáticos e hipersensibles).

Además, conservará la paz mental, tan necesaria hoy para seguir luchando por usted y sus seres queridos.

No hay comentarios.:

¿Cuál es la clave del éxito?

Presentación en Slideshare